Información de la CSS confirma su crítica situación

Los estados financieros de la Caja de Seguro Social (CSS) muestran una operación ineficiente, con unos gastos principalmente en el rubro de personal y operativos, que asciende a unos mil quinientos millones de dólares al año. Si la administración va a requerir sacrificios por parte de la población, lo primero que debe hacer es convertirse en una institución eficiente y transparente.

Los números indican que desde 2018 los resultados financieros del programa de Invalidez Vejez y Muerte (IVM) del Subsistema Exclusivo de Beneficio Definido comenzaron a ser deficitarios, reportando pérdida de 50 millones de balboas en 2018 y 250 millones en 2019. Estas cifras solo van a ir en aumento en los próximos años.

Estas son solo algunas conclusiones esbozadas por el equipo de profesionales en finanzas, economía y CSS del Movimiento Otro Camino, tras revisar de forma preliminar los documentos que fueron entregados a Ricardo Lombana, presidente del partido en formación.

El pasado 26 de junio, 30 días después de presentada la solicitud formal de los informes financieros en la sede de la entidad en Clayton, el subdirector de la Caja, Francisco Bustamante, entregó a Lombana una serie de documentos que, desde esta semana han sido publicados, para consulta y opinión de la ciudadanía, en el sitio web del movimiento.

El excandidato presidencial explicó que el material fue revisado para, primeramente, determinar cuánta de la información pedida fue incluida y cuánta dejaron por fuera, encontrando que, si bien había datos valiosos, también faltó información relevante anotada en la solicitud. Destacó que se incluyeron documentos muy importantes que antes no se habían entregado a la ciudadanía y que, finalmente se obtuvieron: el dictamen de Contraloría 2017 y el Informe Actuarial 2018.

“El informe actuarial nos presenta una situación sumamente crítica y preocupante sobre el tiempo de vida que le quedan a las reservas (o ahorros) del programa de pensiones, pues indica que le queda un máximo de cinco años antes de que el programa quiebre. Es por esto que es de vital importancia comenzar YA un diálogo nacional, para debatir el problema de fondo y proponer los cambios relevantes para revivir el programa de pensiones”, dijo Lombana.

Agregó que también se ha podido concluir que muchas de las recomendaciones que se le han dado a la CSS desde hace varios años han sido simplemente ignoradas. “Desatender las reiteradas voces de alerta de expertos en la materia y no tener Estados Financieros confiables ni reportes actuariales por prácticamente una década, representan un comportamiento negligente por parte de las administraciones anteriores y de la Junta Directiva”, manifestó.

La ausencia de un proceso de seguimiento de los hallazgos detectados por la Contraloría en los estados financieros y la inactividad del comité de auditoría, son algunas deficiencias adicionales encontradas por auditorías de firmas independientes, cuyos resultados obtuvo Lombana.

Los documentos pueden ser descargados en https://www.otrocamino.org/caja-de-seguro-social/ y los comentarios, enviados a participacioncss@otrocamino.org

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Ir arriba