Situación de la Caja de Seguro Social e inicio del diálogo por su rescate

El tema de la Caja de Seguro Social, específicamente lo relativo al programa de Invalidez, Vejez y Muerte, va mucho más allá de la institución, pues compromete el futuro inmediato del país, condenando de manera peligrosa a todos los panameños, principalmente a los jóvenes y a los menores de 50 años.

Hoy el futuro del pueblo panameño está en alto riesgo, luego de que diferentes gobiernos prefirieron trasladar el problema para la próxima administración de manera cómoda e irresponsable, mientras directores y juntas directivas de la Caja de Seguro Social no han jugado el papel de representar los mejores intereses de la nación.

Nos preocupa que por más de una década la Caja de Seguro Social no haya podido tener cifras financieras claras ni aspectos técnicos certeros de la crisis del programa de Invalidez Vejez y Muerte. Hemos vivido esta situación de incertidumbre hasta el día de hoy, y nos preocupa que el actual gobierno tenga la intención de cometer la misma irresponsabilidad o de tomar medidas que afectarían a las próximas generaciones. Esta percepción aumenta al analizar detalladamente el informe actuarial, el cual presenta reclamos por parte de la Junta Técnica Actuarial que advierte que no le han entregado toda la información solicitada como, por ejemplo, lo relativo a los cotizantes inactivos con derechos latentes para recibir su jubilación.

Ello, sin lugar a duda, llama a serios cuestionamientos del por qué no han cumplido con la información y deja en evidencia una falta de rendición de cuentas y cumplimiento de la Ley por parte de la Junta Directiva de la Caja de Seguro Social. Sin transparencia no hay confianza y sin confianza no se puede iniciar un diálogo serio y honesto, como el que los panameños exigimos.

Le solicitamos al Señor Presidente que se haga el diagnóstico de la situación de la Caja basado en los informes financieros que ya se tienen, que se hagan corridas actuariales tal como lo solicita la Junta Técnica Actuarial y se le explique a la población cuáles son los motivos reales de la situación precaria del sistema de pensiones de nuestro país, y que nos puede llevar a un desastre económico de consecuencias inimaginables.

La Caja de Seguro Social, la empresa más importante del país, ha sido históricamente una piñata y botín político en la cual la ineficiencia, corrupción y abultados gastos operativos han agravado aún más su crítica situación. Y peor aún, todos los desmanes cometidos históricamente contra nuestra Caja han quedado cubiertos con el manto de la impunidad. Los panameños tenemos esto presente, sobre todo ahora que empieza este diálogo, por lo que recordamos al Gobierno Nacional que, si el Estado y la administración de la Caja de Seguro Social no actúan de manera responsable, recortando el gasto y sacando la politiquería, clientelismo y corrupción del gobierno y de la institución, será difícil generar la confianza y el ambiente necesarios para lograr compromisos duraderos.

Junta Directiva Nacional

Movimiento Otro Camino

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Ir arriba